centro de fisioterapia
MASAJESREHABILITACIÓN
ACUPUNTURAULTRASONIDOS

Técnicas Utilizadas

En este apartado, podéis encontrar las diferentes técnicas o terapias y algunas de sus aplicaciones, que se utilizan en la práctica diaria en nuestra consulta: OSTEOPATÍA; METODO POYET; CÓLICO DEL LACTANTE; TRATAMIENTOS DE TRAUMATOLOGÍA: cervicalgias, lumbalgias, problemas musculares (roturas, tirones, elongaciones…), tendinitis, esguinces, prótesis de rodilla, contracturas musculares,… TRATAMIENTOS DE REUMATOLOGÍA: artrosis, artritis,…; MASAJES; ACUPUNTURA Y MOXIBUSTIÓN; NUTRICIÓN Y DIETÉTICA; INDUCCIÓN MIOFASCIAL.

OSTEOPATÍA: La Osteopatía es un acercamiento diagnóstico y terapéutico manual a las disfunciones de movilidad articular y tisular en general, en lo que concierne a su participación en la aparición de las enfermedades.

A través de esta terapia se intenta buscar la pérdida de movilidad, en uno o varios planos del espacio, que afecte a cualquier estructura conjuntiva del cuerpo humano (a nivel óseo, visceral, craneal,…).Y restablecer esa pérdida de movilidad a través de técnicas manuales y poder, así, prevenir y/o recuperar las lesiones.

METODO POYET: la terapia cráneo-sacra o conocida como método Poyet es una técnica de tratamiento importada de Francia, donde Maurice R. Poyet rodeado de un equipo de personal cualificado en varios campos de la salud, diseñaron una nueva forma de tratamiento donde lo más significativo del método es la suavidad del tratamiento, donde con un “simple” roce con los dedos en el cuerpo, se consiguen corregir lesiones.

El inicio del tratamiento es en el cráneo, donde comprobando el movimiento del mismo y distintas zonas podemos saber cómo se encuentra el cuerpo, para pasar seguidamente a su tratamiento.

ACUPUNTURA: la terapia con agujas o conocida como acupuntura es la parte más conocida de la Medicina Tradicional China; una medicina de orígenes antiquísimo donde intervienen la acupuntura, la fitoterapia, la moxibustión,… en la búsqueda del equilibrio energético del paciente y mantenerlo en un estado de equilibrio entre el interior del cuerpo y el medio ambiente que le rodea a la persona.

De esta forma, conseguiremos mejorar y curar diferentes problemas de salud que presenta la persona, tales como alergias, ansiedad, lumbalgias, problemas de cervicales,… Para ello, tomamos como guía el llamado pulso chino, que no es más que comprobar como es el pulso de la persona en sus dos manos, atendiendo a unos aspectos del mismo.

NUTRICIÓN: de la conocida frase “somos lo que comemos”, se puede intuir la importancia de la alimentación para mantener una buena salud. Con los consejos nutricionales, se pueden tratar y mejorar muchas patologías: tendinitis, cefaleas, dolor, fatiga y otros síntomas correlacionados.

Todo lo que ingerimos a lo largo del día representa una medicina o un tóxico en potencia para nuestro organismo. Es importante conocer que el nutriente no es sólo una fuente de energía para el organismo, sino que además nos puede ayudar a una regeneración celular o, por el contrario, favorecer una degeneración y/o muerte celular.

MASAJE: una de las técnicas de tratamiento más antiguas, se conocen textos que remontan a la época greco-romana, como la búsqueda de una finalidad terapéutica. Se utilizan muchas técnicas de masaje, sabiendo el problema que haya que tratar.

Desde los masajes más relajante, donde una simple caricia realizada de una forma determinada, ayuda al paciente a sentir un bienestar muy agradable. También encontramos, los más agresivos, donde con mayor fuerza intentamos eliminar las molestas contracturas musculares. Pasando por una multitud de técnicas según sea el objetivo que se quiera conseguir.

INDUCCIÓN MIOFASCIAL®: Es un método de evaluación y de tratamiento tridimensional de los movimientos y presiones sostenidas en todo el sistema fascial, para así eliminar sus restricciones y equilibrar la alterada función corporal. La aplicación de las técnicas se puede definir como una combinación de presiones sostenidas, posicionamientos específicos y muy suaves estiramientos.

La fascia rodea todos los órganos en forma tridimensional permitiendo mantenerlos en su correcta posición y funcionamiento. Cada músculo y cada una de sus fibras y de sus haces están también rodeados por la fascia. El recorrido de la fascia es continuo y, por lo tanto, es tan importante su tratamiento.